¿Quién es el mejor escalador de España?

 

En el transcurso de dos décadas, catorce escaladores españoles han desafiado las alturas para unirse al selecto club de quienes han conquistado la clasificación 9a+. Desde la controversial Orujo de Bernabé Fernández hasta el reciente logro de La Rambla por Gerard Rull la semana pasada, revisaremos a estos intrépidos aventureros que han dejado su marca en las rocas.

1. Bernabé Fernández (Orujo, 1998)

En octubre de 1998, el andaluz Bernabé Fernández propuso al mundo la primera hazaña de 9a+, con una ruta polémica ubicada en Archidona llamada Orujo. Esta vía, inicialmente graduada como 9a, generó controversia debido a su naturaleza manufacturada, con presas de resina y cantos naturales tapados. Aunque no recibió reconocimiento internacional, la historia de Orujo persiste como un hito en la evolución de la escalada.

2. Rikar Otegui (Iñi Ameriketan, 2002)

El escalador guipuzcoano Rikar Otegui, compañero de la histórica Josune Bereziartu, se destacó al resolver el proyecto natural de Íñigo Basterra, Iñi Ameriketan, en la cueva de Baltzola en 2002. Aunque propuesto inicialmente como 9a, una revisión posterior por Adam Ondra elevó su grado a 9a+, consolidando su posición en el club de élite.

3. Ramon Julián (La Rambla, 2003)

Ramon Julián se llevó uno de los premios más ansiados al completar la primera ascensión de La Rambla en Siurana en 2003. Esta ruta, creada por Alex Huber, desafió a la comunidad escaladora desde 1994. Julián necesitó alrededor de 50 intentos repartidos en aproximadamente 20 días para conquistarla, marcando un hito en la historia de la escalada deportiva.

4. Patxi Usobiaga (Iñi Ameriketan, 2003)

Una semana después de La Rambla, Patxi Usobiaga repitió la gesta con la primera repetición de Iñi Ameriketan en Baltzola, inicialmente considerada 9a. Este escalador, subcampeón del Campeonato del Mundo en 2003, se enfrentó a una ruta desafiante que posteriormente sugirió una recotación a 9a+.

5. Dani Andrada (Ali Hulk sit start, 2006)

En 2005, Dani Andrada propuso su primera 9a+ con la ascensión de Definición de resistencia demócrata en Les Bruixes de Terradets. Aunque el grado inicial no resistió la prueba del tiempo, Andrada persistió en sus proyectos, logrando Ali Hulk sit start en 2006, una parte del híbrido Ali Hulk sit start extension 9b que completaría en 2007.

6. Edu Marín (La Rambla, 2006)

Después de tres años y medio de espera desde la primera ascensión de La Rambla por Ramon Julián, Edu Marín conquistó esta icónica ruta en noviembre de 2006. Compartiendo pegues con leyendas como Chris Sharma y Yuji Hirayama, Marín demostró su destreza y fortaleza en una ruta que se había convertido en un desafío global.

7. Iker Pou (Demencia senil, 2010)

Iker Pou, conocido por su destacada carrera, dio el salto a 9a+ con Demencia senil en Margalef en 2010. Equipada por Jordi Pou, la ruta había sido conquistada por Chris Sharma un año antes, marcando otro logro significativo en la evolución de la escalada en España.

La historia de estos escaladores continúa, marcando hitos y desafiando límites en la escena internacional de la escalada. Cada uno ha dejado su huella en la roca, contribuyendo a la rica tradición de la escalada en España y demostrando que las alturas más desafiantes son solo el comienzo de nuevas aventuras verticales.

8. Luis Alfonso Félix (Black block, 2011)

Un año completo de dedicación fue la inversión que Luis Alfonso Félix hizo para alcanzar la primera ascensión de su proyecto Black block en Cuenca, en noviembre de 2011. Esta desafiante ruta, aún sin repetición, serpentea a lo largo de un desplome continuo de unos 15 metros, consolidando a Félix como un escalador dedicado y valiente.

9. Pablo Barbero (Following the leader, 2014)

En el escenario de Cuenca, Pablo Barbero se unió al club del 9a+ con la primera ascensión de Following the leader en noviembre de 2014. Equipada por José Rodríguez en 2007, la ruta requirió tres meses de arduo trabajo e intentos, destacando la persistencia y habilidad de Barbero en terrenos verticales desafiantes.

10. Iban Larrión (Iñi Ameriketan, 2016)

El escalador vasco Iban Larrión demostró su versatilidad al encadenar 8C de búlder y unirse al club del 9a+ con Iñi Ameriketan en marzo de 2016. Su relación con la ruta se remonta a 2010, y la conquista de Larrión destaca su capacidad para abordar desafíos tanto en boulder como en vías.

11. Dani Fuertes (No pain no gain, 2017)

En junio de 2017, el aragonés Dani Fuertes presentó su primera propuesta de 9a+ con No pain no gain en el sector Ventanas de Rodellar. Superando un proyecto equipado 15 años antes por él y su amigo Alejandro Giménez ‘Taus’, Fuertes enfrentó desafíos técnicos, físicos y mentales para llevar a cabo el encadenamiento.

12. Jorge Díaz-Rullo (Ali Hulk extension, 2017)

Con tan solo 18 años, el madrileño Jorge Díaz-Rullo tuvo un año magnífico en 2017 al conquistar su primer 9a (P con fin más Hulk extension) y su primer 9a+ (Ali Hulk extension). Ambas rutas, creadas por Dani Andrada en la cueva de Alí Babá de Rodellar, convirtieron el sueño de Díaz-Rullo en realidad desde sus primeros días como escalador.

13. Gonzalo Larrocha (No pain no gain, 2017)

Gonzalo Larrocha, ya con la experiencia de La novena enmienda en Santa Linya, se sumó al club del 9a+ en octubre de 2017. Realizando la primera repetición de No pain no gain en Rodellar, Larrocha consolidó su habilidad en terrenos exigentes, a pesar de sus propias dudas sobre si tenía el nivel para ese grado.

14. Gerard Rull (La Rambla, 2018)

Después de un tiempo considerable desde la primera ascensión de La Rambla por Ramonet, Gerard Rull marcó un hito al completar este proyecto en 2018. Con una conexión especial con la ruta, habiendo asegurado a escaladores destacados y presenciado los intentos de leyendas como Yuji Hirayama y Chris Sharma, Rull cerró la brecha en las repeticiones españolas de esta icónica línea de 9a+. Su logro resalta la evolución continua y la determinación en el mundo de la escalada española.